Suplicó hasta que las anémonas del mar se marchitaron y murieron…

david - Inteligencia Artificial.

Suplicó hasta que las anémonas del mar se marchitaron y murieron. Hasta que el océano se heló y el hielo encapsuló el anfibiohelicóptero y también al Hada Azul encerrándola donde aún podía distinguirla, un fantasma azul en el cielo. Siempre allí. Siempre sonriéndole, siempre esperándole. Con el tiempo, David dejó …

Continue reading